09 diciembre 2008

Soluciones de izquierda

En El Mundo escriben sobre una concentración el día 6, en Donosti, de Ezker Batua –los chicos de Javi Madrazo, para entendernos- en la cual otro dirigente del grupo, Mikel Arana, reclamó una reforma del texto constitucional. La reseña contiene este fragmento:

(Mikel Arana) denunció que la sociedad se encuentra ante un ‘auténtico fraude constitucional’, porque ‘han vaciado de contenido’ la Constitución de 1978 ‘en todo lo que tiene que ver con el modelo de Estado, los derechos sociales y la planificación económica’, recortando así las competencias de las autonomías (las negritas son mías). ‘Desde el búnker constitucional que han construido PP y PSOE han usurpado competencias a las CCAA’.

Supongo que el salto argumentativo que he subrayado, y que convierte el párrafo en disparatado, hay que cargarlo en el debe de la escasa pericia sintáctica de la periodista. En todo caso, le viene que ni pintado a esta Izquierda Unida de Madrazo, completamente sometida a los dictados de Ibarretxe. Porque vamos a ver: las promesas incumplidas de la Constitución, si las miramos desde el ángulo de la izquierda, ¿se solucionan con más competencias de las autonomías? ¿Esa es de verdad la gran tarea pendiente en el desarrollo constitucional? Y eso lo dicen los de Ezker Batua, estas luminarias de la izquierda, el mismo día en que, en la página siguiente, nos enteramos de que Ibarretxe gastó apenas 124.000 euros en un viaje a la República Dominicana y Argentina en octubre pasado, con un séquito de 19 acompañantes. Menos mal que, “entre otros aspectos”, Ibarretxe dio a conocer a los mandatarios de esos países “nuestras propuestas de lucha contra la crisis”. Más competencias, sí.

6 comentarios:

náufrago digital dijo...

Un amigo mío poco menos que tecnócrata me comentaba que la Constitución se redactó auspiciando una ley electoral que favoreciera el bipartidismo. Evitar el patio de gallos. Por ahí sí, pero por lo de las competencias... Girigay.

Anónimo dijo...

Si no entendi mal, los gallegos y vascos dieron su voto a los presupuestos generales del estado, consiguiendo mejoras para sus autonomias, es decir, con una mejora partidista, y minoritaria, no una mejora objetiva de los presupuestos generales del estado, una mejora para todo el estado, y esta es la condena que estamos sometidos con los partidos bisagra, esta hipotecado el bienestar general al interes de una minoria que tiene la llave de la decision. Y como les gusta el victimismo se quejan. Mª Asuncion

CCBBD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CCBBD dijo...

Aprovecho la ocasión para invitarles a la última sesión del ciclo de seminarios "Conceptos básicos de la democracia" que tendrá lugar este Lunes 15/12/2008 a las 20:00 en el hotel "Blanca de Navarra" (C/Pío XII 43, Pamplona). Ponente; Aurelio Arteta. Organiza; coordinadora UPyD-Navarra.
Un saludo, David Urquiza.

vidal dijo...

Hace algún tiempo que quería traerle la cita que hoy le traigo. Cuando me topé con este párrafo revisitado me acordé de usted. Disculpe la extensión y haga de su capa un sayo. Reconozca conmigo que la voz del maestro sigue siendo muy hermosa.
Dice así:
Los libros, cómo crecen los libros en la casa, aquellos primeros libros de la madre, secos y polvorientos, que me han acompañado por pensiones, viajes, noches, años, cómo proliferaron. Apenas los veo ahora entre el farallón de los libros, pared maestra, muro de letra impresa que ha modificado la estructura de la casa, y ese hormigón con que se pegan las páginas de algunos libros que no volvemos a leer jamás. Los libros respiran, como las flores, y nos van matando, nos van secando el aire, pero los cuido, los ordeno, los desordeno, y crecen. Me olvido de su distribución, pero ellos solos se barajan y vuelven a su geometría lógica de biblioteca, y sé, sin querer saberlo, dónde está cada uno, porque el paso de la vida es el irse convirtiendo uno de poeta en bibliotecario.
Tomar un libo es como quitarle un ladrillo a la muralla, puede venirse abajo toda la construcción y demolernos. Nos amparamos, ya, en una pared de tipografía que nos resguarda de los vientos de la vida, celda de papel en la que uno va siendo el monje de sus propias religiones heterodoxas.(…) La marea de los libros, su silencio en la noche, su olor a engrudo y memoria, esa sustancia de celulosa y oro que rodea y limita ya mi vida. Cómo escapar a los libros. Son el enladrillado de mi alma. Para no verlos, para no sentirlos, abro un libro y leo.

ayacam dijo...

Le agradezco mucho la cita, señor Vidal. Muy hermosa y muy cierta, al menos en mi caso. ¿De quién es?